Leo Primero OCDE

Informe OCDE destaca programa Leo Primero del Mineduc

martes 10 de septiembre, 2019
a a a

El informe Education at a Glance, que realiza todos los años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y se ha convertido en un referente internacional sobre estadísticas educacionales comparadas para toda la comunidad internacional, destacó el programa Leo Primero que está implementando el Ministerio de Educación para fomentar la lectura en los primeros niveles de escolaridad.

De acuerdo con el informe que recoge datos de 2017, Chile presenta una población adulta con los más bajos índices de hábitos y comprensión lectora, ubicándose en el último puesto de los 31 países analizados. El programa Leo Primero es una iniciativa importante que apunta a mejorar este diagnóstico. 

El subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, destaca que “el informe de la OCDE pone énfasis en las deficiencias en comprensión lectora de nuestros adultos y avala una de las políticas públicas centrales que está realizando el Ministerio de Educación, confirmando que estamos en la senda correcta. A través del programa Leo Primero, el Mineduc está poniendo todos sus esfuerzos en revertir el hecho que más de 158 mil niños pasan a segundo básico sin los niveles adecuados de lectura.” Para 2020, el programa se ampliará a segundo básico llegando a 380 mil niños.

Leo Primero

El Plan de Lectura Leo Primero fue lanzado en noviembre de 2018 con el propósito de que todos los niños aprendan a leer en primero básico y forma parte del plan “Aprender a Tiempo”, compromiso del Mineduc para que los niños adquieran siete aprendizajes básicos, entre ellos, leer. A través del Leo Primero, más de 5.000 comunidades educativas han recibido material para el aprendizaje de la lectura comprensiva, el cual incluye textos escolares, guía para el docente, libros para la biblioteca de aula, láminas para lectura en voz alta, diplomas de reconocimiento y una plataforma que permite evaluar la evolución de cada niño en los objetivos de aprendizaje.

Como una forma de promover y fortalecer el uso del material, se han desarrollado cuatro clases públicas con la participación de más de 3.500 docentes a lo largo de todo el país, en las cuales un docente comparte sus prácticas pedagógicas con otros por medio de una clase abierta que se expone al público. Al respecto, se realizó un levantamiento de información tanto del uso del material como de las clases públicas con todos los usuarios de Leo Primero, y un 85% dice valorar el texto escolar y un 95% la biblioteca de aula.

Otras Iniciativas

Otra de las iniciativas destacadas de este plan es la creación de la Biblioteca Digital Escolar, la cual cuenta con más de 7.000 títulos para las diferentes edades y se han realizado más de 70 mil descargas.

El informe también entrega cifras relevantes respecto a los docentes. El incremento del tiempo no lectivo de los docentes ha permitido una importante reducción en las horas de clases que imparten los docentes, ya que en 2015 Chile alcanzaba las 1.157 horas anuales y actualmente alcanza las 1.063 horas lectivas, convirtiendo a Chile en el país con la mayor disminución entre dichos años.

Asimismo, se muestra que el salario de los profesores aumenta sostenidamente en base a los años de experiencia y la carrera docente permite que su potenciamiento sea según resultados en instancias evaluativas y no por antigüedad.

Educación parvularia

El informe, que analiza todos los niveles educativos muestra también que en Chile los programas de educación parvularia correspondientes a sala cuna y medio menor presentan niveles de cobertura más bajos que el promedio OCDE. En 2017 el 22% de los niños chilenos entre 0 y 2 años asistían a estos programas, mientras que la cobertura de los países OCDE alcanzó un 36% en promedio.

En términos de financiamiento, se debe considerar que el gasto por alumno de educación parvularia asciende a $6.908 dólares en Chile, lo cual se encuentra un 20% por debajo de los $8.605 dólares que gastó la OCDE en promedio, y que la brecha es principalmente amplia en los programas de sala cuna y nivel medio menor donde los $8.018 dólares por alumno son un 34% más bajos que los $12.080 dólares que destina la OCDE en promedio.

“Para Chile no es solo un deber, sino que un imperativo ético, asegurar una educación temprana de calidad para los 200 mil niños que hoy asisten a la educación parvularia, así como también a los más de 200 mil niños que hoy no forman parte del sistema. Si queremos nivelar la cancha y avanzar decididamente para ser un país desarrollado, lo que debemos hacer es partir en la educación parvularia”, María José Castro, subsecretaria de Educación Parvularia.

Educación superior

En cuanto al retorno laboral de los egresados de la educación superior, Chile destaca como uno de los países con mayor retorno salarial por la obtención de títulos de educación superior. Específicamente, los datos muestran que los egresados de programas técnicos de nivel superior superan en un 40% al de aquellos que solo cuentan con educación media. Estas diferencias aumentan a un 163% en el caso de programas profesionales y 370% para programas de postgrado o doctorado, siendo estos últimos los porcentajes más altos entre todos los países analizados.

Adicionalmente, los indicadores que aparecen en esta publicación indican que los actuales patrones de participación en educación superior en Chile superan el promedio de los países OCDE. Específicamente, los jóvenes de entre 19 y 20 años presentan una tasa de alumnos matriculados en educación superior de 16% en programas técnicos y 33% en programas profesionales, superando en ambos casos al 5% y 30% que anotan los países de la OCDE, respectivamente.

Financiamiento

En cuanto al financiamiento, los resultados de esta publicación también destacan a Chile como uno de los países que más ha aumentado el gasto en educación superior en los últimos años y como el país que destinó una mayor parte de su PIB al financiamiento de programas de educación superior: en Chile el gasto público y privado alcanzó un 2,6% del PIB en 2017, mientras que el promedio de los países OCDE fue de 1,1%. 

En esta misma línea, el informe destaca que entre 2010 y 2016, Chile presentó el mayor aumento porcentual en la cobertura de beneficios para estudiantes de educación superior (considerando carreras profesionales, programas de postgrado y doctorado) pasando desde un 17% de estudiantes que recibieron becas y/o créditos en 2007, a un 58% en 2017.

“Chile ostenta uno de los porcentajes más altos de acceso y mayor crecimiento en cobertura de beneficios estudiantiles en educación superior en la OCDE, y destaca cómo uno de los países donde los egresados tienen mayor retorno por tener un título técnico o profesional. Lo que Chile ha logrado es fruto de un gran esfuerzo de inversión que se ha hecho en la última década y por lo tanto ahora nuestro énfasis debe ser seguir avanzando en calidad, y en la nivelación de los estudiantes: para eso tenemos que enfocarnos en la preparación en el nivel escolar y en que el sistema en su conjunto pueda apoyar de mejor manera a los jóvenes cuando ingresan a la educación superior”, concluyó el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas. 

Etiquetas: Aprender a Tiempo, Biblioteca Digital Escolar, Leo Primero, Los niños primero, OCDE, Plan Nacional de Lectura, Primero Básico