Declaración pública: Ratificación del CNED de la solicitud de revocación del reconocimiento oficial de la Universidad Iberoamericana

miércoles 07 de febrero, 2018
a a a

Respecto a la situación de la Universidad Iberoamericana, esta tarde el Consejo Nacional de la Educación (CNED) aprobó la solicitud enviada por el Ministerio de Educación para revocar el reconocimiento oficial de la institución.

La resolución del CNED, al acoger el requerimiento del Mineduc, confirma que la universidad “han infringido y no se encuentra en condiciones de perseverar en el cumplimiento de sus propios objetivos y fines definidos en sus estatutos”. Esto es consecuencia que la institución no cuenta con la viabilidad financiera necesaria para cumplir con sus compromisos laborales, financieros y administrativos, por lo que no puede asegurar la continuidad de su proyecto académico.

La revocación del reconocimiento oficial de la Universidad Iberoamericana contempla un cierre programado, con el fin de realizar el proceso con la gradualidad necesaria para no afectar a los estudiantes ni a los trabajadores del plantel. Tras la decisión emitida hoy por el CNED, el Ministerio deberá enviar una nueva solicitud a dicha institución con el nombre propuesto para asumir como Administrador de Cierre. La actual administración de la institución deberá seguir cumpliendo con sus compromisos académicos, administrativos, financieros y legales. Sus facultades cesarán una vez que sea designado el Administrador de Cierre.

Con el foco puesto en la continuidad de estudios de los estudiantes matriculados en la institución, el cierre programado de la institución considera las siguientes alternativas para ellos:

  • Mantenerse en la U. Iberoamericana para concluir sus estudios y titularse. Para estos efectos, el Administrador de Cierre contará con las facultades legales para tomar las medidas que aseguren la titulación de los alumnos. Todos quienes cuenten con becas o beneficios estudiantiles, podrán renovarlos, si cumplen los requisitos académicos.
  • Reubicarse en otra institución con el apoyo del Ministerio de Educación, a través de los acuerdos de convalidación de estudios que tome al Administrador de Cierre con casas de estudio acreditadas por al menos tres años, tal como establece la Ley N° 20.800.
  • Cambiarse libremente a otra institución acreditada, que convalide sus estudios y le permita continuar como alumno regular en ese plantel.

Para las últimas dos opciones, el Ministerio de Educación ya dispone en su presupuesto 2018 de la beca de reubicación para instituciones en proceso de cierre, que podrá financiar el 100% del arancel de referencia de la carrera en que se reubiquen los jóvenes, en la medida en que se matriculen en una institución acreditada por al menos 3 años. La aprobación del cierre permite que los jóvenes puedan postular a las becas de reubicación en el proceso FUAS que se abrirá entre el 20 de febrero y el 16 de marzo en el portal www.beneficiosestudiantiles.cl.

Antecedentes

Tras recibir una denuncia formal entregada por el ex rector de la Universidad Iberoamericana, Sr. Félix Viveros, y una carta firmada por 27 académicos de la institución acusando una grave crisis financiera que aquejaba al plantel, en marzo de 2017, el Ministerio de Educación ordenó la apertura de una investigación en el marco de la Ley N° 20.800 del Administrador Provisional y de Cierre. La indagación —que incluyó la contratación de una auditoría elaborada por peritos financieros—detectó que la universidad tiene un déficit de liquidez y solvencia grave e insalvable. De forma adicional, se revelaron incumplimientos respecto de la docencia en la universidad, tanto porque profesores se retiraron de la institución, como por la falta de campus clínicos suficientes, y el retraso en el inicio del segundo semestre.

A partir de esta situación, el equipo que encabezó la investigación concluyó que el incumplimiento reiterado de compromisos financieros, laborales y administrativos no garantizaba la viabilidad financiera de la institución, afectando la continuidad de estudios de los estudiantes. Asimismo, se advirtió que ha habido un incumplimiento reiterado de los compromisos académicos con los estudiantes por no contar con recursos educativos y docentes suficientes.

Tras la formulación de los cargos, se dio un plazo a la institución para que ésta presentara sus descargos, plazo que venció el 31 de octubre pasado. Posteriormente se concedió un plazo de 15 días hábiles para rendición de prueba. En sus descargos, la universidad informó “la posibilidad cierta de un socio estratégico” y se adjuntaron documentos que demostraban el supuesto interés del socio por sumarse al plantel.

Sin embargo, tras la revisión de todos los antecedentes, se observó que la eventual solución financiera de la institución no contaba con certeza y seriedad suficiente como para garantizar que se concretaría y en qué condiciones, lo que es particularmente grave considerando la crítica situación financiera que atraviesa el plantel, y el riesgo potencial para sus alumnos al no contar con un servicio educativo adecuado. A esto se suma que el llamado socio estratégico desistió de invertir en la casa de estudios, lo que manifestó a través de una declaración difundida por redes sociales.

Por todo lo anterior, el Ministerio de Educación resolvió solicitar al Consejo Nacional de Educación (CNED) la revocación del reconocimiento oficial de la Universidad Iberoamericana.

Cabe señalar que, en paralelo al proceso investigativo, la División de Educación Superior del Ministerio citó permanentemente a las autoridades académicas y directivas de la institución, además de organizar diversas reuniones con los estudiantes, con el fin de obtener por parte de todos los sectores de la institución antecedentes en base a las denuncias recibidas y al proceso académico 2017.