Ministra Delpiano destaca acciones del Mineduc para apoyar a los damnificados por los incendios forestales

Martes 31 de enero, 2017
a a a

Con el foco puesto en garantizar el derecho a la educación de los niños, niñas y jóvenes de las zonas afectadas por los incendios forestales, la ministra Adriana Delpiano encabezó una reunión con los jefes de divisiones del Ministerio de Educación y de los servicios dependientes, para evaluar las acciones que se están ejecutando por esta contingencia.

La autoridad del Mineduc lamentó que hasta la fecha, se contabilizan siete establecimientos con daño total, sumando los afectados por los siniestros en las regiones de Maule y Biobío y el desborde del río Chollay en Alto del Carmen, en Atacama.

La ministra explicó que de estos, “efectivamente estaban funcionando cinco, de los cuales dos concentran el grueso de la matrícula: uno es el Liceo Enrique Mac Iver de Santa Olga, que tenía 607 alumnos, y por otro lado, tenemos otro colegio a las afueras de Santa Olga, que tiene 99 estudiantes”.

La secretaria de Estado sostuvo que “también tenemos la pérdida de dos jardines infantiles, uno por la venida de las aguas en Atacama, que quedó totalmente destruido. Es un establecimiento de Integra y estamos viendo rápidamente cómo vamos a atender a esos niños”.

La autoridad añadió que el Mineduc está trabajando en coordinación con las carteras de Interior y Vivienda, para abordar la reconstrucción de los colegios afectados. “Estamos viendo también cómo trabajar con el sector privado, en algunos apoyos específicos. Vamos a vigilar cómo ir lo más rápido posible, para garantizar la reposición de los establecimientos afectados”, aseguró.  

La ministra Delpiano destacó que se habilitó la plataforma www.infraemineducenlinea.cl, disponible para que los sostenedores que tengan dificultades para iniciar el año escolar puedan solicitar ayuda.

La secretaria de Estado valoró que hay 51 establecimientos en las zonas afectadas que están sirviendo de albergues. Catorce de estos están en funcionamiento, otros 11 están disponibles para acoger a bomberos y voluntarios, y el resto de los establecimientos están habilitados preventivamente.

En estos recintos, en coordinación con la Onemi y la Conaf, la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) está proporcionando alimentación a los damnificados, bomberos y brigadistas, sumando cerca de 1.600 raciones diarias.

En el ámbito de la educación superior, la ministra Delpiano sostuvo que si algún alumno que completó en 2016 el Formulario Único de Acreditación Socioeconómica (FUAS) -imprescindible para acceder a la Gratuidad y beneficios estudiantiles- y resultó afectado por la catástrofe, podrá apelar sus resultados entre el 16 de febrero y el 20 de marzo.

“No queremos que nadie deje de estudiar porque no dispone de los recursos”, sostuvo la autoridad, que extendió el llamado a quienes no completaron el FUAS el año pasado, para que puedan hacer el trámite en el mismo periodo de la apelación y acceder a la Gratuidad, becas y créditos, de acuerdo con su condición socioeconómica.

Compromisos asumidos

Dentro de las acciones que se implementarán, el Ministerio de Educación levantará catastros de los establecimientos afectados y de los daños sufridos, a fin de iniciar los trabajos que sean necesarios para reponer o reparar la infraestructura. Además, se realizarán diagnóstico de las comunidades escolares, para diseñar planes de intervención y acompañamiento.

La Junaeb –con apoyo de la cartera de Defensa- habilitará un comedor en Santa Olga, con capacidad para 2.000 personas, lo que permitirá ampliar la actual cobertura de apoyo a 3.200 raciones. El mismo servicio además entregará a los alumnos de zonas afectadas un set de útiles escolares desde el primer día de clases y extenderá la iniciativa Escuelas Abiertas en las 34 comunas afectadas, para atender las necesidades de los niños, niñas y adolescentes.  

En la misma línea, la institución focalizará desde marzo en las zonas dañadas el programa ‘’Habilidades para la vida’’, que incluye el trabajo de psicólogos y asistentes sociales. Además, repondrá a los beneficiarios de “Yo elijo mi PC” y “Me Conecto para Aprender” los equipos que hayan sido destruidos por los incendios.

En tanto, Integra está apoyando a los niños y niñas afectados con su programa de jardines móviles, mientras que Junji está haciendo lo mismo con los jardines de verano y estacionales. Por su parte la Dibam está cubriendo albergues de la región del Maule con sus Bibliobuses.